▷ Comprar Placas de Inducción Online

Placas de inducción

Placas de inducción

Si para cocinar buscas la máxima comodidad y sencillez sin renunciar al sabor, no pierdas de vista las placas de inducción Eas Electric, que te permitirán elaborar platos sencillamente deliciosos de la forma más cómoda que puedas imaginar. 

Contamos con una gran variedad de placas de inducción de diferentes formatos y tamaños, permitiéndote escoger la que mejor se ajuste a tus necesidades y al espacio disponible en tu cocina, y así disfrutar de tus mejores cocinados. De dos, tres y hasta 5 zonas de cocinado, con diámetros de hasta 32 centímetros e incluso, placas flexinducción, con que las que utilizar el espacio de cocinado a tu antojo, según las necesidades y el recipiente que vayas a utilizar. 

Las placas de inducción Eas Electric, además, cuentan con diseños modernos y elegantes y ponen a  tu disposición múltiples prestaciones a la hora de cocinar, disfrutando de una excelente precisión y de una fácil limpieza, muy superior a la de las vitrocerámicas o encimeras de gas. 

De modo que, si te gusta cocinar y probar recetas nuevas, pero quieres una limpieza instantánea, te recomendamos apostar por las placas de inducción. Será una apuesta segura con la que no fallarás. 

¿Por qué comprar placas de inducción?

Aunque cada vez son más populares y utilizadas, todavía siguen siendo unas grandes desconocidas para muchos, por ello os vamos a contar las principales ventajas que ofrece una placa de inducción. 

A simple vista las placas de inducción son similares a las vitrocerámicas, con la diferencia de que las encimeras de inducción generan el calor a través de unos campos magnéticos, mientras que la vitrocerámica lo hace mediante una resistencia eléctrica. 

Mucho más eficientes y rápidas, las placas de inducción transmiten calor únicamente en la zona donde hayamos colocado el recipiente para cocinar, concentrando la energía en la superficie donde se encuentra el recipiente, sin que se produzcan pérdidas de calor innecesarias. 

Además, cuentan con la ventaja de que alcanzan la temperatura deseada en cuestión de segundos, sin necesidad de esperar a que se caliente la placa, lo que supone un importante ahorro de tiempo y una mayor comodidad. 

Y sin duda la limpieza es otra de las principales ventajas de las placas de inducción, puesto que se pueden limpiar sin problemas con un trapo húmedo, con la particularidad de que no necesitarás esperar a que la superficie se enfríe. 

En definitiva, una placa de inducción es la mejor opción si buscas eficacia, eficiencia y rapidez, además de calidad. Lo único que debes tener en cuenta es que para el cocinado necesitas recipientes específicos para inducción, ya que de lo contrario no se calentarán.